Cómo curar un mate de calabaza

Ya tienes tu mate de calabaza nuevo y estás deseando tomar tu primer mate, pero como bien sabes el mate de calabaza se cura. Por internet habrás encontrado multitud de métodos para curar el mate de calabaza: con yerba usada, alcohol, leche, whisky, etc. ¿Y ahora qué? ¿Qué método es mejor? ¿Cómo curo mi mate de calabaza para sacarle el máximo provecho? En esta entrada intentaremos despejar todas tus dudas.

Como aprendimos curando un mate tradicional, el curado tiene como objetivo sacar la primera capa (hollejos) del interior de la calabaza ya que ésta tiene un sabor muy amargo que no queremos que se traspase a nuestra bebida. Con un buen curado mataremos el gusto amargo de la calabaza, dejando una capa interior lisa y disfrutando del verdadero sabor de la yerba mate.

Si eres un gran fan del mate quizás tambien te interese curar un mate de madera, y si eres ya un experto matero seguro que querrás saber como se cura un mate de palo santo.


Una vez claros los conceptos, vamos a ver los distintos métodos que nos podemos encontrar para que nuestro mate ofrezca un buen sabor tras el curado.

Curar el mate de calabaza amargo (método tradicional)

Mate de Calabaza
Mate de calabaza

Si quieres aprender como curar un mate de calabaza solo tienes que seguir estos sencillos pasos:

  1. Enjuagar con agua fría o tibia el mate que quieras curar.
  2. Llenar el recipiente con yerba de un mate que esté usado. Llenar con agua caliente y dejar reposar durante un día. No utilices mate usado si éste proviene de una cebadura de mate dulce (si no tienes puedes utilizar yerba mate sin usar).
  3. Retirar todo lo echado en el paso 2 y con una cuchara pequeña, raspar el interior del recipiente, con el fin de sacar los hollejos o película adheridas a la pared interna de la calabaza.
  4. Repetir los pasos 2 y 3 durante dos o tres días.
  5. Vaciar el contenido de tu mate y enjuagarlo muy bien. Puedes echar agua en torno a 70ºC al recipiente hasta que al vaciarlo esta agua salga transparente.
  6. Dejar secar a la intemperie o en un lugar abierto y seco.
  7. Ya tiene el mate preparado. Por último y no menos importante, ¡no olvides invitar a algún amigo!

Curar el mate de calabaza con whisky

El curado con whisky es una variante del método tradicional, donde la última vez que vayas a repetir el proceso con yerba usada, es cuando se le echa un chorrito de whisky. La cantidad dependerá del tamaño del mate, pero intenta que no quede demasiado líquido el contenido, sino humedo.

Puede que te estés preguntando para que sirve echarle whisky a nuestro mate. La razón principal es que el alcohol limpie completamente los restos que hayan ido dejando los anteriores pasos en la calabaza, además de dejarle un gusto muy rico. Es preferible no usar como alcohol vino, fernet, ni cualquier bebida dulce ya que podrías pudrir el mate.

Curar el mate de calabaza con leche

El mate de calabaza no se cura con leche. Puede que hayas oido hablar o leer «Cómo se cura el mate con leche«, pero se refiere al mate de madera, el cual se unta con mateca, se llena con leche entera y se deja reposar, pero eso lo veremos en otra entrada.

Curar mates de calabaza con cuero

Si el mate de calabaza esta recubierto con cuero, lo puedes curar a través del método tradicional pero tienes que tener en cuenta que tardará más en secarse. También es muy importante que no mojes el cuero ya que puede llegar a endureces y además deformar tu mate.

Algunas recomendaciones…

  • Los mates de calabaza son muy buenos y te pueden durar mucho si los tomas amargos (sin echarle azucar), ya que todo el contenido dulce que entre en nuestro mate acabará por pudrir la calabaza con el tiempo. Así si te gustan los mates dulces, mejor usa mates de madera, vidrio o metal.
  • La calabaza es un material delicado, así que es recomendable que compres tu mate de buena calidad y lo trates con el cuidado que se merece.
  • Sécalo bien tras usarlo y no lo dejes con yerba cuando acabes para evitar que se agriete.