Cómo curar un mate de madera

Hoy en día existen multitud de mates en el mercado. Hay muchos de ellos que no es necesario curar, como el mate de vidrio, de porcelana, metálicos, silicona o plástico. Pero tu eres un matero de toda la vida y te gusta tomar tu mate en madera o en calabaza, por lo que necesitas un buen método de curado.

El curado del mate de madera requiere un poco más de delicadeza que al curar el mate tradicional y se hace para sellar los poros interiores y para evitar que se nos raje y no podamos utilizarlo más.

Mate de madera
Mate de madera

Aunque se pueden utilizar distintos métodos, el más utilizado es untarlo con manteca o aceite, así que vamos a preparar nuestro mate para las tomas.

Antes de curar el mate de madera, asegúrate de que no lo has comprado recubierto por dentro ya que, al no presentar porosidad, no sería necesario llevar a cabo ningún curado y el recipiente está listo para usarse.

Pasos para curar el mate de madera nuevo

Si quieres aprender como curar un mate de madera solo tienes que seguir estos sencillos pasos:

  1. Untar el interior del recipiente con manteca (elemento graso). Ayúdate con los dedos y cubre todo el interior. Con el transcurso de las horas, la madera absorbe esta grasa y evitamos que la madera se raje con el agua caliente.
  2. Llenar el recipiente con yerba de un mate que esté usado (si no tienes puedes utilizar yerba mate sin utilizar). Llenar con agua caliente (entre 70-80ºC) y dejar reposar durante un día.
  3. Retirar todo el interior.
  4. Repetir los pasos 2 y 3, así durante dos o tres días.
  5. Vaciar el contenido de tu mate y enjuagarlo muy bien. Puedes echar agua en torno a 70ºC al recipiente hasta que al vaciarlo esta agua salga transparente.
  6. Dejar secar a la intemperie o en un lugar abierto y seco.
  7. Ya tienes el mate preparado. Por último y no menos importante, ¡no olvides invitar a algún amigo!

Eso es todo, espero que disfrutes de tu nuevo mate de madera. Si quieres ir más allá, puedes aprender a curar un mate de palo santo.