Cómo curar un mate de palo santo

Si estás interesado en curar un mate de palo santo, probablemente este no sea tu primer mate, ya has probado otros como el mate de calabaza y ya tienes algo de experiencia. Es común oír o leer que el mate de palo santo se parte o se raja y esto tiene sus motivos. El palo santo es una madera de mucha dureza que no aguanta los cambios de temperatura bruscos, por lo que se agrieta con más facilidad. Si no es de palo santo quizás te interese primero como curar un mate de madera.

Mate de palo santo
Mate de palo santo listo para tomar

Sin embargo, también es bien sabido que el mate de palo santo es uno de los mejores, aparte de por su belleza, por el aroma y por el sabor particular que este tipo de madera aporta a nuestro mate.  Así que ya sea porque has decidido dar el paso y comprar un mate de palo santo o porque vives en otro país y te lo ha regalado un amigo que ha viajado a Uruguay o Argentina y no te queda más remedio, vamos a ver los pasos para curar un mate de palo santo y lograr así que nos dure mucho más tiempo.

Mate de palo santo : curación.

Como aprendimos al curar el mate tradicional, no todos los mates se curan igual. En este caso solo hay que seguir los siguientes pasos:

  1. Lavar el mate con agua tibia (50ºC), por dentro y por fuera.
  2. Una vez seco, para curar este mate hay que untarlo con una sustancia grasa: margarina, leche, aceite de girasol, de castor, manteca, etc. Mientras más porcentaje de grasa tenga la sustancia mejor, por lo que recomendamos que sea manteca (80%) o aceite de girasol (100%).
  3. Dejar el mate con la abundante grasa untada en su interior durante 24 horas. Con este proceso tapamos los poros de la madera.
  4. Una vez la madera ha chupado la grasa, lavar muy bien el interior del mate con agua caliente, quitando la piel adherida si la hubiera.
  5. Escurrir y agregar ¾ de yerba mate nueva.
  6. Echar agua caliente hasta llenarlo.
  7. Durante tres días, esperar 24 horas, vaciar el mate (sin lavar) y repetir los pasos 5 y 6. Con esto lograremos que el mate coja buen sabor.
  8. Y eso es todo, ya has curado tu mate de palo santo. Enhorabuena! No olvides compartirlo en tu próxima reunión de amigos.

Mate de palo santo : cuidados.

Para lograr que tu mate de palo santo dure muy tiempo, es muy importante tengas en cuenta estos consejos:

  • Como ya sabes una de las desventajas del mate de palo santo es que se rompen con más facilidad, por lo que se recomienda tener especial precaución y evitar darle demasiados golpes.
  • Una vez termines de disfrutar de tu mate de palo santo, se recomienda no tirar la yerba usada para lavarlo con agua fría. Recuerda que eso podría provocar un cambio de temperatura brusco y que tu mate de palo santo se raje. En lugar de eso es mejor dejarlo con la yerba mate usada y un poco de agua.
  • Si aun así quieres lavarlo, es importante que lo se seques con un trapo y lo dejes que se airee, evitando ponerlo al sol para que la madera no se reseque en exceso y se raje.
  • Si después de tomar precauciones y cuidarlo, tu mate de palo santo se raja, comprueba que no pierde agua. Si no lo hace, aun puedes usarlo 🙂 . Evita aún más los golpes y no lo laves con agua fría si está caliente.
  • No te preocupes si el mate de palo santo se pone verde, es normal y no hay problema si está por fuera. Si por el contrario está verde por dentro, se recomienda lavarlo muy bien por dentro, evitando como siempre un exceso de calor para secarlo.
  • La última y no por eso menos importante, usa tu mate de palo santo con mucha frecuencia, así lograrás que este siempre húmedo y podrás demostrar a tus amigos que es posible tener un mate de palo santo duradero.